¡Sorpresa!

Frente al chalet familiar, Marcos miró de nuevo angustiado por el agujero de la cerradura; y nuevamente, negó en silencio con la cabeza. Al otro lado, su sexagenaria madre permanecía completamente desnuda, cabalgado sudorosa sobre la pelvis de su joven amante.

– Marcos, es la hora. Acaba de llegar Papá. Estamos todos. Tremenda fiesta sorpresa que hemos montado. ¡Más de 100 personas! Toda persona que conoce mínimamente Mamá está aquí para festejar su jubilación. Venga Marcos, ¡vamos! Déjame que abra; ya están entrando también por la puerta trasera.

The following two tabs change content below.

Angel Sierra

"Saber escuchar no siempre significa no tener nada que decir." Cinéfilo, tecnólogo, deportista, tímido, imaginativo, trabajador, viajero, comunicador, compañero, disfrutón, tranquilo, loco, músico, cocinero, gestor, bailarín, empático, friki, complicado, géminis... siempre diferente. Huye de encasillamientos; de lo que has sido o dicen que eres. Sé lo que quieras ser... sobre todo buena gente.

Últimos posts Angel Sierra (Ver todos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.