Papel en blanco

Papelera - Papel en blanco

Mañana no estaré. Probablemente esta tarde tampoco… aunque quizás lo intente otra vez. Si, puede que me regale una segunda oportunidad. Una última oportunidad. Que me incorpore sobre mis tacones, y tome la dirección adecuada, probando suerte de nuevo. Presentarme allí y dejarme ayudar esta vez, sacar la mejor versión de mi.

Pero no, pienso que ya es tarde para eso. Quizás ya ayer era tarde. Demasiadas ampollas en los pies, demasiados caminos y senderos andados. Demasiadas deudas pendientes. Demasiados…demasiados.

La vida es un libro en blanco, que empiezas a rellenar cuando naces y continuas escribiendo con tus decisiones y tus actos. Y el verdadero problema no es encontrarte frente a un papel en blanco, sino la imposibilidad de borrar los malos trazos ya escritos. Si escribes un libro, una poesía o un guión, escribes y escribes, y después revisas. Y entonces, reescribes; cambias, y lo  mejoras. ¡Que fácil parece entonces! ¿Por qué no es posible ahora?

¿Me quedé sin tiempo entonces? ¿Cómo lo malgasté? Pienso ahora si es posible girarte y cambiar las cosas, sacar toda la creatividad que llevas dentro para salvarte. Vencer tu timidez, el miedo a expresarte. Encontrar la receta mágica; el ingrediente secreto. Pero sin saber cocinar, es difícil encontrar tu plato. Entonces, ¿acaso bebí ya mi último sorbo de vino? ¿Acaso no superé mi periodo de prueba?

Porque si fuera posible una sola salida, ¿n0 habría encontrado ya el camino? Aunque quizás el camino sea venderse. ¡Si!. Todo el mundo quiere venderse, exponerse con el único objetivo de ser cada vez más visto. Pero eso no va a ser posible. No siempre se puede moldear tu marca personal para que sea como otros quieren verla. Porque entonces deja de ser personal. Deja de ser marca. Pierde calidad.

Y entonces, ¿Así se acaba todo? ¿Tan fácil? ¿Tan difícil? Algún periodista de vocación debería al menos escribir mi crónica, como si de un concierto de final de gira se tratara. Pero eso ya no está en mis manos.

Mañana no estaré, seguramente esta tarde tampoco. Probablemente ya no estoy… Gasté mi oportunidad. Saqué la peor versión de mi.

The following two tabs change content below.

Angel Sierra

"Saber escuchar no siempre significa no tener nada que decir." Cinéfilo, tecnólogo, deportista, tímido, imaginativo, trabajador, viajero, comunicador, compañero, disfrutón, tranquilo, loco, músico, cocinero, gestor, bailarín, empático, friki, complicado, géminis... siempre diferente. Huye de encasillamientos; de lo que has sido o dicen que eres. Sé lo que quieras ser... sobre todo buena gente.

Últimos posts Angel Sierra (Ver todos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.